Chávez reelegido para otros seis años

América Latina, a pesar de que se democratizó con anterioridad a Europa (Przeworski, 2010, pp 106) está lejos de alcanzar niveles de libertad, igualdad y bienestar europeos. Como dice Diniz (1984, pp 155) el presidencialismo prevaleció en América Latina porque “estaba mucho más cerca de los intereses oligárquicos que de los ideales democráticos”. Y bajo esta teoría podríamos acercarnos a teorizar sobre las élites extractivas, tema muy de moda actualmente.

La carta de la foto y que reproduzco a continuación ha sido enviada a millones de venezolanos la semana pasada.

“Me dirijo a ustedes, en la oportudidad de enviarles un saludo Patriótico y Revolucionario, siguiendo las instrucciones de nuestro comandante Hugo Rafale Chavez Frías, notificamos el pago de un Bono de Fin de Año que será entregado el día viernes 05 de Octubre de 2012, el cual será un treinta (30) por ciento del sueldo básico.
Con este incentivo el gobierno expresa su confianza para que este 07 de Octubre vayamos por la reelección de nuestro comandante .
Sin otro particular al que hacer referencia se despide de usted
Atentamente

Firma

Datos para proponer una reforma electoral II: la circunscripción

Una vez analizada la optimización del voto en el sistema electoral español, fundamental para dejar de lado ciertos prejuicios, vamos a hurgar un poco en la raíz del problema. El problema no es nada más y nada menos que la circunscripción provincial o atribución de escaños por mandato constitucional y no el el Sistema Jefferson d’Hont

La circunscripción electoral es la provincia. Las poblaciones de Ceuta y Melilla estarán representadas cada una de ellas por un Diputado. La Ley distribuirá el número total de Diputados, asignando una representación mínima inicial a cada circunscripción y distribuyendo los demás en proporción a la población. (Segundo apartado, art. 68)

Por lo tanto tenemos 52 circunscripciones electorales en Españistán (50 provincias + Ceuta y Melilla). Eso sí, cada una con sus peculiaridades. Soria tiene 95.000 habitantes, como cualquier ciudad del cinturón industrial de Barcelona. Sin embargo Madrid tiene 6.500.000 de habitantes. Esto hace que sistemáticamente P$OE y Bipopulares se repartan sistemáticamente los 2 diputados en juego por Soria, lo que además invita mucho al voto útil ya que los partidos minoritarios virtualmente no tienen posibilidades de conseguir representación (podemos decir que los comunistas de Soria están frustados). Y esto lleva a que en Ceuta y Melilla los bipolurares se hayan tomado el lujo de no hacer campaña.

Así, si le pasamos el filtro politólogo, podemos decir que en Españistán tenemos 4 tipos de circunscripciones electorales:

1º- Ceuta y Melilla. Un diputado cada una.

2º- Aquellas circunscripciones donde se eligen entre 2 y 5 diputados y donde más error de redondeo se da, sería nuestro ejemplo soriano. Un partido con mayoría relativa de votos podría obtener una mayoría absoluta de escaños.

3º- Circunscripciones donde se eligen 7-8 escaños y donde los partidos minoritarios tiene cierta facilidad para acceder a la representación, incluso es posible que acceda un cuarto partido. Un buen ejemplo sería Girona donde teniendo tan solo 6 escaños se lo repartieron 4 grupos políticos.

4º- Circunscripciones donde se eligen 9 o más diputados, la distribución de los escaños es proporcional a los escaños. Touché.

Todo esto tiene su impacto psicológico que se transforma en voto “sofisticado”, “estratégico” o más conmúmente llamado “útil”. Así, el comunista frustado de Soria no tendrá en muchas ocasiones más remedio que votar al P$OE si quiere que su voto cobre algo de sentido ya que dicho partido es percibido como mayoritario. El voto útil se convierte de esta forma en parte de las ofertas preelectorales. De hecho, estudios de Richard Gunther demuestran como el voto útil se diluye en las circunscripciones más grandes. Así, tambien estamos en condiciones de afirmar que el actual sistema de circunscripciones provinciales favorecen a los partidos conservadores más apegados a las zonas rurales donde conseguir un escaño es más difícil.

Las soluciones a este problema son muchas y ninguna sería satifactoria 100%. Por un lado se podría subsanar ampliando el número de diputados de 350 a 400 que es el máximo que contempla la Constitución Española (Españistán posee un Parlamento muy pequeño para su población). Otra solución sería cambiar la circunscripción provincial a circunscripción regional, lo que sería muy difícil ya que habría que reformar la Constitución y no paliaría los problemas de representación de Comunidades uniprovinciales con poca población como Cantabria o La Rioja. Y una tercera solución más compleja sería repartir los escaños en dos tramos como se hace en Austria: primero se reparten un porcentaje de los escaños con el sistema actual y en un segundo tramo se reparten los escaños sobrantes a nivel nacional o regional.

Datos para proponer una reforma electoral

Un nuevo sistema electoral en Españistán es necesario. Pero elaborar un nuevo sistema de elección de cargos legislativos no es un tema baladí, y en numerosas ocasiones se acude a las generalizaciones fáciles (Partido K con X votos consigue X diputados). Es lo que tiene los números, son datos categóricos pero que se diluyen en cuanto lo relativizamos. Y me refiero a ver la optimización de los votos en comparación a los escaños conseguidos.

Veamos:



Como vemos, argumentar que la ley electoral beneficia  a los partidos nacionalistas no es muy acertado. Ya que hay elecciones en las que pierden escaños con respecto a sus votos, y cuando optimizan sus votos dificilmente llegan al 1%. Precisamente, como vemos en la 2ª tabla, los escandalosos datos de Amaiur no lo son tanto. Sí llega a ser escandaloso la optimización de los partidos nacionales mayoritarios (P$OE y Partido Bipopular), pero es más fácil para DyPU e Izquierda Desunida señalar a los partidos nacionalistas porque el mensaje cala mejor en el resto de España.

La primera tabla aparece en el capítulo 6 del libro España una sociedad en cambio. Francisco J. Llera

La segunda aparece en Politikon. Kiko Llaneras

Análishis del 20 de noviembre

Han sido 3 meses sin publicar, los mismos que llevo desde que he venido a Francia. Tres meses que no han pasado en balde: se han convocado elecciones generales con su consecuente sosa campaña electoral, ETA anunció el “cese definitivo” de la lucha armada, cada vez los españoles somos más expertos en economía. Y he hecho bien en no publicar, porque entre tanta sobreinformación y tanta sobreopinión casi que ha sido mejor ver los toros desde la barrera.

Ahora, tras las elecciones legislativas de ayer, y una vez asentado en Rennes, es el momento de escribir. Conocidos los datos es hora de análisis.

1º- Victoria absoluta relativísima del Partido Popular. Sí, la victoria en número de escaños de los populares no tiene réplica, con 186 diputados van a poder hacer y deshacer como les plazca. Pero adentrándonos en las cifras ese “cambio sociológico” que Narciso Michavila anunciaba hace poco en la COPE se ha quedado en simple cambio político. No se ha producido porque el aumento en el número totales de votos no es muy significativo, apenas 500.000. Otra cifra más increíble: han obtenido 450.000 votos menos que el PSOE en 2008. Es decir, España sigue manteniendo el espectro sociológico inclinado al centro-izquierda, esa parte del espectro es la que da la victoria a los suyos o la que deja gobernar a la derecha.

El sistema electoral que premia al partido más votado, la debacle socialista y la fragmentación de la izquierda han sido los causantes de la composición de este nuevo parlamento.

2º- Según el nuevo parlamento estaríamos ante lo que Sartori (1976) llamaría sistema de partido dominante, volviendo así a las 3 primeras legislaturas de Felipe González  y más especialmente a la segunda. Tanto entonces como ahora hay un partido con una mayoría muy amplia, un segundo partido a bastante distancia, e incluso la composición de los partidos nacionalistas y de IU es similar. La única diferencia estriba en la inexistencia del CDS.

3º- Derrota absolutísima del PSOE. El efecto Freddy del que hablábamos en verano se ha diluido. Ni siquiera las encuestas más agoreras daban una derrota similar al partido del gobierno saliente (¿será que la espiral del silencio en las encuestas se ha trasladado al PSOE?). No vamos a explicar las causas, que todos sabemos, o lo que deben hacer de aquí en adelante. Pero sí vamos a volver a los datos para ver a dónde se han ido sus 4 millones de votos con respecto a 2008.

Hasta que no conozcamos las nuevas encuestas del CIS es fácil aventurar que los votos se han ido a diestras y siniestras. Una  mijina se ha ido al Partido Popular, un trozo más grueso  se ha ido a DyPU, y otro cacho del mismo tamaño se ha ido a Izquierda Unida. Unos cuantos más se han quedado en casa y otros cuantos más han contado chistes en las papeletas.

4º- Izquierda Unida y UPyD. Ellos son los grandes ganadores relativos. Ganadores porque han multiplicado por 10 y por 5 su representación parlamentaria y han aumentado alrededor de 700.000 y 1 millón de votos respectivamente. Relativa porque con mayoría absoluta del partido gobernante y, sin grupo parlamentario los segundos, no pintarán mucho en la gobernabilidad de España como ya quisieran. Y mucho más relativa para Izquierda Unida ya que tiene la mitad de diputados que tuviera en otras legislaturas. Ahora que han salvado los muebles y con las aguas más calmadas, debería abrirse un periodo de reflexión en la casa de los pobres si quieren seguir esta senda ascendente.

Me alegro mucho de que entre los 11 diputados de la Izquierda Unida se encuentre Alberto Garzón. Posiblemente el primer diputado de la democracia española que ha trabajado en prácticas sin cobrar, que ha vivido el proceso de Bolonia en la universidad, el único que ha estado al pie del cañón en las plazas del 15m y en definitiva las preocupaciones y desencantos de mi generación.

5º- Amaiur (no me sé chistes en euskera) ha sido otra de las grandes sorpresas. Al fin la ciudadanía independentista vasca se da cuenta de que prefiere las urnas ante que las armas. Sus grandes resultados acercan el fin definitivo de ETA. A los que vociferan contra su presencia en el gobierno solo cabe decirles que la voluntad de los ciudadanos que se han decantado por ellos es tan válida y legítima como la de los que lo han hecho por el PP o por UPyD

En definitiva, tendremos un parlamento más interesante a la hora de debatir, pero menos interesante a la hora de votar.

Espero volver pronto para hablar de los movimientos de poder que se abrirá en el PSOE y la composición del gobierno de Mariano R. Brey entre otras cosas.

Diputaciones sí, diputaciones no.

 

Diputaciones no, ni siquiera reformándolas.

Freddy Rubalcaba asegura que tal y como están las diputaciones actualmente sobran, la réplica bipopular viene por parte de Ana Mato cuando acusa a Rubalcaba de oportunista porque ahora en la mayoría de ellas gobierna el PP. La comandante de los bipopulares en verano no se guarda la demagogia y asegura que de las diputaciones dependen 15 millones de personas. Lo curioso de este cruce de declaraciones es que tanto Freddy como Ana Mato tienen razón. Es cierto que las diputaciones son un órgano administrativo propio del s. XIX, anquilosado y supone un derroche para todos, por otra parte también es cierto que si el P$OE no hubiera perdido hasta 9 diputaciones en las pasadas elecciones a Freddy no se le ocurre ni mencionar a las diputaciones.

Hay  varias razones por las que los partidos políticos mayoritarios en España no quieren deshacerse de ellas y varias razones por la que eliminarlas.

Por una parte las diputaciones se han convertido en agencias de colocación y en muchas ocasiones en la Cueva de Alí Babá y los cuarenta ladrones. Es una forma de premiar a concejales y alcaldes cuando no tienen hueco en el Parlamento Autonómico o en las Cortes, también es una forma de jubilar a alcaldes que han perdido elecciones tras 20 años ocupando la alcaldía de su pueblo.

Por otra parte las diputaciones es un organismo intermedio único en España, deficiente y en ocasiones hasta casposo (véase Castellón de la Plana). Una vez tuve que acudir a la Diputación de Sevilla y la impresión que me llevé fue muy ingrata. Siempre que voy al espacio físico de un organismo público intento contar cuántas mesas hay y cuántas de ellas están ocupadas. La Diputación de Sevilla se lleva la palma, cierto que era verano pero tampoco era la hora del desayuno, aun así más del 90% de las mesas estaban desocupadas. Detrás de casa mesa hay un salario que corre a cargo de todos los contribuyentes.

Es cierto que las diputaciones ofrecen un servicio esencial sobre todo para los pueblos pequeños, pero también es verdad que hay otras soluciones más eficientes. Estas soluciones dan para muchos artículos, pero a grosso modo habría que redibujar los municipios españoles y unir muchos de ellos. Y lo que es más importante y las democracias más avanzadas del mundo en cuanto a eficiencia de la Administración Pública lo saben, es dotar de recursos a los ayuntamientos (en la actualidad otro órgano del s. XIX). Los ayuntamientos es el órgano político de más cercanía con la ciudadanía, donde de verdad se implementan las políticas que más afectan a los ciudadanos y donde los ciudadanos van a quejarse con mayor frecuencia y por cualquier tontería.

Aquí os dejo la distribución del gasto entre la administración local, regional y local en varios países federales incluyendo Espala (que a efectos prácticos es como si lo fuera).

Elecciones generalísimas el #20

Ya tenemos fechas para las próximas elecciones generales y para el entierro del zapaterismo. ¿Alguien se extraña de que se hayan adelantado? La oposición lleva media legislatura pidiéndolas, los mercados aprietan, hay una posible moción de censura en el aire por parte de los convergentes y encima la prensa amiga publica un 18 de julio un extenso artículo titulado Esa insoportable levedad con el que hace un juego de palabras refiriéndose a la obra maestra de Milan Kundera y  exige la convocatoria anticipada de elecciones. Al día siguiente de haber sido anunciada las elecciones, de nuevo El País lanza una editorial titulada A las urnas, por fin. Zas, en toda la boca. En España parece que hasta el Rey se va hacer pepero.

Entre los pros de adelantar unos 4 meses las elecciones encontramos que supuestamente vamos a contar con un gobierno firme y decidido, no un gobierno moribundo que le queda un corto camino que recorrer con una mochila demasiado pesada para posiblemente no llegar a la cima. Entre los contras una serie de leyes que se van a quedar en el camino y que ni queriendo las va a aprobar un posible gobierno conservador, entre esas leyes está la que regula una muerte digna.

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado ya se convirtió en un calvario para el gobierno socialista el pasado año, dicho calvario no podía permitírselo de nuevo esta temporada. Ni por el bien de Españistán, ni por el bien de su partido, ni siquiera por su salud. Esa es la razón principal por la que se adelantan las elecciones. El nuevo gobierno que salga de las urnas será el encargado de diseñar esos PGE y de negociarlos en su caso.

Desde un punto de vista político la campaña será muy sosa. El candidato Brey sabe que esta vez sí el viento corre a su favor, la veleta necesita de ese aire para cambiar de ciclo y focalizará su discurso en la crisis y en el paro. El único aliciente que tenemos es el candidato Freddy que es como un huevo kinder, no sabemos por dónde puede salir. La traca final puede ser el debate televisado, el posible candidato ganador humillado y perdiendo los nervios.

Por otra parte tenemos a la izquierda de la izquierda como siempre, a otra velocidad y con sus interminables peleas internas. Su esperanza es movilizar a cierto electorado descontento de los socialistas por los movimientos neoliberales dictados desde la UE.

No hay mucho más que hablar, se convocan unas elecciones para el 20 de noviembre y se termina una legislatura que empezó un 14 de abril. Casi ná.

Freddy Rubalcaba

Freddy Rubalcaba es el político más capacitado de la primera línea española desde que ZP le cortara la cabeza a López Aguilar: es el único capaz de ser acusado de cómplice con los GAL y de amigo de los etarras, de ser cerebro en la sombra del Movimiento 15M, de maquiavélico, de “príncipe de las tinieblas” y de follador de ministras. La derecha le tiene auténtico temor con tan solo pronunciar su nombre, los etarras jamás han tenido un enemigo de tal calibre, Soraya ahora es pobre Sorayita. El partido estaba más que perdido para el equipo socialista, el nombramiento de Freddy recuerda a Messi recibiendo el balón. Tiene lo que su líder nunca ha tenido: oratoria, retórica y dialéctica. En las Cortes solo le hace competencia en este campo un viejo lobo sevillano. Es el único político español capaz de dejar obsoletas las encuestas del CIS y convencer a los españoles de que los políticos no son el tercer problema.

Hoy ha decidido salir del gobierno para dedicarse exclusivamente a su candidatura, de camino no estará en el lento y largo entierro de ZP y conseguirá alejarse de su fétida estela. (¿Es que serán las elecciones en noviembre?). No solo ha dejado el cargo de Vicepresidente y de Ministro de Interior sino que ha dejado el cargo de Portavoz de Gobierno, ahora tiene un canal menos de comunicación y un ring menos de boxeo en el que poner de vuelta y media a cualquiera.

Pero si Freddy quiere coronarse Presidente de la partitocracia deberá darle la vuelta a las encuestas. Presentar un programa convincente, un Programa de Estado. Convencer de que es él y no Mariano R. Brey el que aumentará los derechos sociales y luego no hará lo contrario como han hecho en Inglaterra. Para eso hará guiños a los Indignados y luego si llega a la presidencia sus promesas caerán en agua de borrajas. También tendrá que recuperar la credibilidad socialista perdida a base de ministrillos y ministrillas, de contradicciones y de indigestiones.

También deberá reanimar al electorado socialista descontento que ya hizo perder unas elecciones a Felipe en el 96. ¿Y eso cómo lo hará? Freddy es químico, seguro que tiene la fórmula mágica. Aparte de la fórmula tendrá que decir cómo coño España va a salir de la crisis y dar trabajo a 4 millones de personas, cosa que su contrincante todavía no ha hecho.

Pero también tiene la labor de convencer a la masa indecisa que es la que decide las elecciones. ¿Y eso cómo lo hará? Pues lo hará en el supuesto debate en televisión. Eso si a Mariano R. Brey no le entra un jamacuco antes de entrar en el plató ni se atraganta con sus babas con el primer envite de Freddy. Aunque auguro que dicho debate no se producirá, el “acojonem” es máximum entre las filas bipopulares.

Y por último deberá hacer de nuevo lo que hizo en 2004. Lanzar una frase a España determinante y tajante, esta vez además de ganar las elecciones esa frase mandaría al cubo de la basura a Mariano R. Brey.